10 consejos para no perder nada en una mudanza

Mudanzas

Generalmente, cuando decidimos cambiar de casa lo hacemos felizmente y con muchas ganas de trasladarnos al nuevo hogar pero cuando llega el momento, nos enfrentamos a lo que más odiamos: «La mudanza». Y con la mudanza llegan los agobios y el estrés, ya que te toca trasladar todas tus pertenencias de una casa a otra, empiezan a salir cosas que ni sabías que tenías y otras muy importantes que no queremos perder por nada del mundo. Las preguntas que nos abordan son ¿por dónde empezar? y ¿cómo ordenar todo esto?

Pues respira profundo y relájate, en este artículo te traemos los mejores consejos para organizar tu mudanza y que no perder nada en el intento.

Comencemos la mudanza

Antes de empezar a sacar todas nuestras cosas y empaquetarlas en cajas debemos pensar como las vamos a trasladar, ¿necesitamos una empresa de mudanzas? ¿nos va ayudar un amigo que tiene una furgoneta? Está claro que el espacio que necesitaremos dependerá del número de cosas que vayamos a trasladar. La idea es tener claro cómo lo vamos a mover, ya sea plan A y B para cuándo tengamos todas las cajas en casa hechas no nos agobiemos con dónde las vamos a meter ahora. Después, debemos seguir los siguientes consejos:

  1. Antes de empezar a empaquetar, haz limpieza y tira todo lo que ya no uses o no necesites. Si no lo has usado en el último año, ya no lo vas a usar. No tiene ningún sentido que te lo lleves en una caja para volverlo a guardar en el fondo de un armario o de un cajón. Además, el espacio que ocupen en las cajas finalmente se lo restas a otras cosas necesarias, llevarás más cajas en el camión y eso cuesta más dinero.
  2. Organiza las cajas, la regla general es cajas más pequeñas para objetos pesados y cajas más grandes para objetos ligeros. Esto equilibra el peso, y facilita el traslado. Además, antes de empezar a llenarlas, ponles un número. Decide qué irá en cada caja: utensilios de cocina, las cosas del baño, libros y CDs, ropa …
  3. Guarda primero los artículos menos usados: es decir los que no son esenciales en tu vida diaria, como los decorativos. En cuánto a la ropa, guarda primero la que no estés usando en la temporada, por ejemplo.
  4. Guarda los artículos blandos en bolsas de basura: es una de las mejores ideas durante una mudanza. Los artículos blandos tipo edredones, almohadas, peluches, etc. los puedes guardar en bolsas de basuras resistentes y llenar huecos libres en el camión o la furgoneta. Así ahorras espacio, y, además, te sirve para proteger los muebles y otros artículos. Es bueno sellar la bolsa con cinta aislante para que el contenido quede protegido. También debes marcar las bolsas con un número para saber qué hay dentro, en este caso una etiqueta adhesiva te puede servir.
  5. Crea un listado con lo que hay en cada caja y bolsa, para ello hemos identificado las cajas y bolsas con números. Conocer lo que hay dentro de cada caja facilita la descarga de los objetos, que ya se pueden dejar en la habitación donde se van a guardar directamente. No te aconsejamos que describa los artículos directamente en el embalaje, ya que los artículos de valor pueden llamar mucho la atención. A través de la lista, puedes ver rápidamente si falta alguna caja u objeto. Esto te ayudará claramente a no perder nada en tu mudanza.
  6. No te olvides del papel de burbujas para proteger los objetos frágiles, como las vajillas. Es importante colocar una etiqueta de frágil en la caja que contenga estos objetos para que las personas que nos ayuden con la mudanza lo tengan en cuenta.
  7. Deja la «caja final» abierta para la noche de antes guardar lo que se nos haya olvidado o lo que necesitabas hasta el último momento. Puedes preparar un «kit esencial» con lo que vas a necesitar en cuánto llegues a tu nueva casa.

En la nueva casa. Desempacar

  1. Recomendamos empezar por la cocina: con hambre y sin cubiertos, platos ni comida no vamos a ordenar el resto de cajas. Por lo que nuestra primera recomendación es empezar por la cocina.
  2. Prepara un plan: por ejemplo, el martes arreglamos el salón, el miércoles el cuarto…
  3. Ambienta con música, ayuda a concentrarse, a mantener el ritmo y a no agobiarse. Incluso convierte el trabajo en algo divertido.
  4. No dejes nada sin terminar de colocar: ya sabemos lo que pasará con esa caja si no se coloca cuándo nos acabamos de mudar.

Con todos estos consejos, no vas a perder nada en tu mudanza, al menos, sin darte cuenta.

Una mudanza, finalmente, siempre trae cosas nuevas y rompe con la rutina. Es una oportunidad de empezar de nuevo y de cambiar todo lo que antes no te gustaba. Para ello, es importante que la nueva casa a la que nos mudamos sea lo que estábamos buscando y mejore a la anterior, si no después empiezan los remordimiento y después de tanto trabajo no es lo que queremos.

En nuestra página web puedes encontrar todo tipo de casa, desde grandes villas a apartamentos de playa. Echa un ojo en nuestro buscador.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
es_ESEspañol
en_GBEnglish (UK) es_ESEspañol

Administración

¿Ya te vas?

Antes de irte, recuerda que puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias. Mantente informado de nuestras últimas entradas al blog, conoce las mejores ofertas antes que nadie y sé el primero en enterarte de las últimas novedades!

SUSCRÍBETE

Recuerda que puedes leer nuestra política de privacidad en este enlace. Usaremos tu correo exclusivamente para enviarte nuestras noticias y ofertas y nunca venderemos ni facilitaremos tus datos a terceros.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar