¿Puedo declarar mi casa como lugar de trabajo?

oficina en casa

El número de personas que trabajan desde casa sigue creciendo día tras día. Antes de la Pandemia ya lo hacía, y tras ella su crecimiento ha sido exponencial. Si eres una de esas personas que trabajan desde casa como autónomo, freelance o montando una empresa, lo más lógico es que te surja la pregunta, ¿puedo declarar mi casa como lugar de trabajo? En este artículo vamos a ver que sí se puede, junto con los beneficios y las contras de hacerlo.

¿Cómo declaro mi casa como mi lugar de trabajo?

Vamos a ver qué debemos hacer para poder usar la ley que nos permite declarar la casa como lugar de trabajo.

  • Lo primero, es que tengas en casa un espacio delimitado para trabajar, como por ejemplo un despacho o una habitación independiente. Si trabajas en la cocina o en el salón resultará complicado que Hacienda acepte la petición. 
  • Lo segundo, será tener en cuenta los días de la semana en los que trabajas y las horas que dedicas, que se utilizarán para la contabilización de la deducción.
  • Después necesitas calcular los metros cuadrados de dicho espacio para poder contabilizar exactamente el importe que te podrás deducir ya que, como veremos más adelante, no se puede hacer de forma total, es decir, por toda la vivienda.
  • Finalmente, tienes que enviar la solicitud a Hacienda (declaración censal), es decir, que deberás cumplimentar el modelo 036 o 037

Es importante saber que necesitas ser el propietario de la vivienda para poder realizar esta petición. En caso de vivir de alquiler, el propietario debe ser el autónomo y el que realice la solicitud. Si es posible, te permitirá deducir los gastos de suministros. En caso contrario, no se podrá realizar.

¿Qué gastos podría deducir?

Declarando la vivienda como lugar de trabajo, hay algunos gastos que asumimos día a día y que pueden ser desgravados total o parcialmente en nuestra casa. Por ejemplo:

  • IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles)
  • Gastos de la comunidad de propietarios
  • Tasa de basuras
  • Seguro de la vivienda: en este caso, el seguro se deducirá en proporción a los metros cuadrados que dediques al trabajo, como comentábamos anteriormente.

Hay otros gastos que sí que puedes desgravarlos al 100%, siempre y cuando presentes a Hacienda las correspondientes facturas:

  • Cuota de autónomos
  • Seguros
  • Consumo de teléfono tanto fijo como móvil
  • Compra de aparatos de electrónica o muebles
  • Suscripciones a publicaciones relacionadas con tu sector profesional
  • Y, en general, todos los gastos que procedan por desarrollar tu profesión.

Los beneficios de declarar la vivienda como lugar de trabajo

Al comienzo puede parecer pesado y que no merece la pena, debido a los trámites que se necesitan realizar para conseguirlo. Pero una vez pasada esta fase, puedes llegar a ahorrarte hasta un 20% de tus gastos mensuales. Depende de cuánto espacio de tu casa utilices para trabajar puede ser incluso más. Por lo que, si tienes paciencia y le echas un poco de tiempo puede ser muy beneficioso.

Las contras de declarar la vivienda como lugar de trabajo

Un factor a tener en cuenta es que Hacienda no solo tendrá en cuenta lo anteriormente descrito sino que, también, valorará la correlación entre tus ingresos y gastos, y así podrá determinar tu sueldo y la cuantía que podrás deducir.

Por otro lado, para poder deducir los gastos mencionados anteriormente (la comunidad, el IBI o las amortizaciones) tendrás que presentar tu declaración de IRPF. Así harán el cálculo del importe deducible, dependiendo de tu actividad laboral anual.

Además, existen otro tipo de gastos que aunque están directamente vinculados al trabajo no se pueden deducir. Por ejemplo, los gastos del vehículo ya que Hacienda consideran que si trabajas de casa no necesitas desplazarte, salvo en momento puntuales. Y eso es difícil de calcular.

Por otro lado, los gastos de viaje sí son deducibles por lo general, como billetes de tren, avión o autobús, comidas en restaurantes etc.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas conocer para poder declarar la vivienda como lugar de trabajo. Con un poco de paciencia podrás lograr ahorrar en tus gastos mensuales.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
es_ESEspañol
es_ESEspañol en_GBEnglish (UK)

Administración

¿Ya te vas?

Antes de irte, recuerda que puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias. Mantente informado de nuestras últimas entradas al blog, conoce las mejores ofertas antes que nadie y sé el primero en enterarte de las últimas novedades!

SUSCRÍBETE

Recuerda que puedes leer nuestra política de privacidad en este enlace. Usaremos tu correo exclusivamente para enviarte nuestras noticias y ofertas y nunca venderemos ni facilitaremos tus datos a terceros.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar