¿Comprar o alquilar? La mejor opción es

Comprar o alquilar

Nos encontramos ante dos tópicos del mercado inmobiliario, al que todos nos enfrentamos alguna vez en la vida. Que alquilar es tirar el dinero y que comprar una vivienda te ata de por vida. Por eso, en este artículo profundizamos en qué es mejor, comprar o alquilar una vivienda.

Aspectos personales

La elección no es sencilla y depende de cada caso. Debemos tener en cuenta nuestra situación personal y nuestras prioridades en la vida para evaluar qué gastos nos conviene afrontar. Los aspectos más importantes a tener en cuenta son:

  • Horizonte temporal: antes de decidir entre comprar o alquilar, hay que tener en cuenta el horizonte temporal del que estamos hablando. No es lo mismo buscar una casa para los próximos 20 años, que por motivos laborales o causas que afecten tu residencia a corto plazo. Ya que comprar una casa implica un gran desembolso inicial y un compromiso que marcará nuestra economía durante bastantes años.
  • Ahorros: para adquirir una vivienda necesitas ahorros del 30% del valor de la casa. Ya que para poder solicitar una hipoteca hay que tener ahorrado el 32% aproximadamente. Normalmente, las hipotecas solo conceden el 80% del valor de la vivienda, y no olvidemos que un 12% de nuestros ahorros se destina a los gastos de hipoteca y compraventa. Por ello, aunque consigamos una hipoteca 100% (la cual solo se concede a personas con un alto poder adquisitivo) debemos contar con ese 12% ahorrado para los gastos.
  • El precio de la vivienda: es un punto básico informarnos del precio y su evolución. Así podemos saber si es un buen momento para comprar una vivienda o, si es mejor esperar y alquilar mientras. Estos datos los podemos consultar en el INE.

Ventajas de Comprar

Entre las ventajas de comprar una casa, encontramos:

  • Una propiedad te da una seguridad para el futuro. Una vez acabas de pagar la casa, ya no te tienes que preocupar de esa cuota mensualmente. De hecho, puedes alquilar la propiedad y sacarle una renta si tienes varias propiedades.
  • Revalorización de la vivienda: en teoría con los años la vivienda se revaloriza. Aunque no debemos basarnos en estos porque como sabemos, los ciclos económicos afectan.
  • Libertad para modificar tu casa: puedes hacer obras y reformas, sin que nadie te limite.

Desventajas de Comprar

  • Los ahorros previos, ya comentados anteriormente.
  • Los gastos de la vivienda que como inquilino no te tienes que preocupar. Como el pago de impuestos y tributos municipales (como el IBI y la tasa de basuras), los gastos de comunidad, el seguro de continente, seguro de vida, o las posibles reparaciones.
  • La mensualidad hipotecaria, varía según el Euribor y pueden producirse fuertes aumentos, debemos estar preparados económicamente para afrontarlos.

Ventajas de Alquilar

  • Se requieren menos ahorros previos: el colchón necesario es mucho menor ya que hablamos de un desembolso inicial mucho menor. En principio, solo sería necesario el importe de la fianza, que según marca la ley de arrendamientos urbanos, debería equivaler a una mensualidad, aunque el propietario y el inquilino pueden acordar que sea mayor. Se pueden sumar otros gastos, como de mobiliario o gastos de gestión de la inmobiliaria, en caso de que el alquiler no se cierre directamente con un particular.
  • La cuota mensual, sólo aumenta si aumenta el IPC (los precios). Por tanto, si los precios suben, también lo hará el importe que se paga al propietario, pero si bajan, la cuota deberá descender.
  • Mayor flexibilidad: el alquiler te da la libertad de que por cualquier motivo (mala situación económica, cambio de trabajo, de situación personal…) que te provoque no poder seguir viviendo en el mismo sitio, de abandonar la casa y marcharte a otra. Siempre dentro de los acuerdos que hayas llegado con el propietario.
  • Ventajas fiscales: al vivir de alquiler dispones de ciertos beneficios de cara a Hacienda. Hay que tener en cuenta que varían en cada Comunidad Autónoma y suelen estar ligados a la edad o ingresos.

Desventajas de Alquilar

  • No se obtiene una propiedad. Por lo que en el futuro no se tendría una casa y habría que seguir pagando una renta.
  • Lidiar con el propietario: es importante mantener una relación cordial, por cualquier problema en la casa o en la comunidad que pudiera surgir.

En los últimos años, la demanda de alquiler ha crecido y como consecuencia también los precios. Por ello, y por la situación económica que vivimos este puede ser un buen periodo para comprar una propiedad o incluso tomar el camino intermedio, alquiler con opción a compra.

Si tienes más dudas relacionadas o quieres que estudiemos tu casa en particular, puedes escribirnos o llamarnos a Grupo IPG, tu inmobiliaria en Estepona, Tarifa y Algeciras.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
es_ESEspañol

Administración

¿Ya te vas?

Antes de irte, recuerda que puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias. Mantente informado de nuestras últimas entradas al blog, conoce las mejores ofertas antes que nadie y sé el primero en enterarte de las últimas novedades!

SUSCRÍBETE

Recuerda que puedes leer nuestra política de privacidad en este enlace. Usaremos tu correo exclusivamente para enviarte nuestras noticias y ofertas y nunca venderemos ni facilitaremos tus datos a terceros.
Escribir whatsapp
1
GRUPO IPG

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar