Ahorra en impuestos al vender tu casa

rsz_kelly-sikkema-3-tc_5lrorm-unsplash

Para vender tu vivienda normalmente tienes que pagar impuestos en el IRPF por la ganancia patrimonial que obtienes, pero hay una manera que evita que tengas que pagar este impuesto. Te lo contamos.

La exención por reinversión en vivienda habitual

Si deseas vender tu vivienda, debes saber que Hacienda considera que obtienes un beneficio por ello, y por tanto debes pagar un impuesto. De forma muy resumida, este beneficio se mide por la diferencia entre el precio de compra y el de venta. 

Pero existen una serie de excepciones a la norma general.

Por un lado, tenemos la venta de vivienda habitual por mayores de 65 años. Sin embargo, la más utilizada es la exención por reinversión en vivienda habitual. Esto es que, no tienes que pagar impuestos si vendes tu casa para comprar otra, siempre que ésta sea tu residencia habitual.

Para poder realizar esta operación, Hacienda establece una serie de condiciones:

  • Haber residido en la vivienda anterior durante al menos tres años seguidos. Este periodo puede ser menor y aún así considerarse la vivienda habitual para Hacienda. En caso de matrimonio, de divorcio, traslado laboral, cambio de empleo y situaciones similares no hará falta sumar tres años viviendo en la casa.
  • En cuanto a la nueva vivienda, para que sea también tu residencia habitual deberás habitarla en un plazo de 12 meses desde la compra o desde que finalice su construcción. Y es que esta ventaja también sirve cuando compras a través de una cooperativa una casa que se está construyendo.
  • Si se trata de una casa que ya tenías desde hace tiempo, que te la donaron o heredaron, también podrás aplicar la exención si necesitas rehabilitarla
  • El tiempo que tienes para comprar otra casa después de vender la tuya es de dos años

Reinversión parcial

Cuando has financiado la compra de la nueva casa con una hipoteca y después vendes la casa en la que vivías, se da el caso de reinversión parcial.

La exención solo se aplicaría a las cuotas de la hipoteca que pagues durante los dos años anteriores o posteriores a la venta de la vivienda. Si quieres disfrutar de la exención total, tendrías que cancelar la hipoteca que firmaste dentro del plazo de dos años que marca Hacienda.

En caso contrario, se trataría de una reinversión parcial.

Así, si tu plan es vender tu residencia habitual y no tener que pagar impuestos de IRPF, es aconsejable que adquieras una nueva vivienda ya sea de obra nueva o de segunda mano. Puedes encontrar múltiples opciones en IPG.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
es_ESEspañol

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar