El aspecto de cada vivienda determina el perfil de las personas que las habitan, su edades y las posibles reformas que necesitan

Es fácil detectar la edad de los sujetos de una familia que residen en una vivienda habitada sin conocerlos. Los requisitos de ubicación, amueblamiento y comodidad varían según se avanza en edad. La franquicia Melom Obras y Reformas entiende de lo que hablamos, por ello se adaptan a las necesidades de sus clientes teniendo en cuenta su edad y les garantiza plena satisfacción en sus reformas.

Una empresa de obras y reformas entiende de jóvenes que por primera vez acceden a una vivienda (normalmente pisos pequeños) en los que la generación millennial apuesta por los espacios abiertos, cocinas equipadas, la innovación y la tecnología en sus hogares antes que preocuparse por grandes espacios y metros de más.

Seguir leyendo…

Post a comment